Hace 9 años, decidimos un día, sin conocernos, salir de antro.

Casualmente, mientras yo (Diego) estaba ahí con unos amigos, me encontré con otro amigo mío que iba con Manuel. Nos saludamos, nos presentó y estuvimos platicando unos pocos minutos. Después, cada quien siguió con sus amigos por aparte.

Al principio eso parecía ser todo, pero al terminar la noche, Manuel se acercó y me pidió mi teléfono.

A Manuel le encanta recordarle a los demás cómo es que a partir de ahí, cada vez que me hablaba para salir, yo le ponía mil pretextos para no salir! Esto pasó durante todo un mes.

¡Pero yo tenía mis motivos! Solo no se los podía decir.

Un mes después, por suerte nos volvimos a encontrar y fue ahí que todo en realidad empezó. Debo confesar que (un poco descarado) yo le reclamé que no me volvió a hablar después de darle largas, pero prometí que si me hablaba de nuevo, esta vez le diría que sí.

Después de un mes de salir nos hicimos novios.

Desde entonces, hemos pasado por todo tipo de historias y vivencias.
Nos complementamos perfectamente y nos encanta! Yo soy el serio, él es el relajado, yo el precavido, él se mueve con el corazón.
Solo una vez en estos 9 años hemos estado lejos.

Manuel se fue a estudiar maestría al extranjero, pero acordamos seguir sin importar la distancia. Valía toda la pena y lo volveríamos a hacer si la historia se repitiera.

Un año después de estar separados y, a su regreso, yo tenía planeado mudarme a un departamento por mi propia cuenta. Vivir un rato solo, antes de dar un siguiente paso, pero al final de cuentas, solo pensaba en vivir con él y compartir ya todo juntos. Así que lo invité y decidimos vivir juntos desde su regreso a México.

Eso fue hace ya 4 años!

4 años de muchas risas y momentos increíbles (y alguna que otra lágrima por ahí).

En septiembre del año pasado, a mitad de un viaje por Europa, Manuel organizó una escapada sorpresa a un viñedo. Ahí fue donde nos comprometimos y el resto es historia.

Sentíamos muchísimo frío! El lugar congelaba!

Pero aparte de eso, teníamos frente a nosotros un paisaje increíble! Unas vistas inigualables y un fotógrafo excepcional para la ocasión.

El único detalle era que Manuel y yo jamás habíamos posado así para unas fotos y eso nos tenía un poco nerviosos.
Al final de cuentas todo fue muy fácil.

Marco, nuestro fotógrafo, supo perfectamente cómo hacernos lucir frente a un lugar que por sí solo ya era magnífico e imponente.

Fue un día divertidísimo!! Reímos por horas y entre Noé, nuestro wedding planner, y Marco lograron que tuviéramos un momento irreal.

El día era para nosotros y lo demás no importó.

Nos divertimos tanto! Nos abrazamos, nos besamos, y reímos en demasía!! El día por sí mismo ya fue una gran experiencia.

Las fotos fueron el remate magnífico!! Nos encantan!

Manuel y Diego!

Previous post

Certificación Bodas Igualitarias Vallarta-Nayarit

Next post

This is the most recent story.

The Author

Bodas Gay Team

Bodas Gay Team

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *