¿Cuando se forma una familia?, esa es la pregunta que seguramente alguna vez nos hemos hecho en la vida.

Hoy les quiero compartir esta nota respecto al proceso de formación de una familia; pero antes, quiero destacar la tradición que hemos aprendido respecto a como una familia “debe” estar formada, lo cual incluye a: papá, mamá e hijos, y mucho mejor si por lo menos se tiene a la famosa “parejita”. ¿Por qué destacarlo?, sencillo, porque hoy sabemos que una familia no necesariamente tiene que estar conformada de esta forma.

Ahora, si bien es cierto que la familia es una organización única, que constituye la unidad básica de la sociedad; es importante comprender que desde el punto de vista sociológico, el ser humano es gregario por naturaleza, es decir, necesita vivir en un grupo y la familia es su grupo natural.

Hoy sabemos que debido a que un recién nacido no es capaz de sobrevivir por sí mismo desde el momento de nacer,  debe suponerse  que  “la  familia”  es  tan  vieja  como  la  raza  humana  y  que,  por  ende,  es  parte  de  la naturaleza del ser humano.

Un recién nacido necesita por lo menos a uno de sus padres, o a otra persona que esté dispuesta a actuar con él como su fuera su padre sustituto, con el fin de que le enseñe las formas, métodos y técnicas de supervivencia.

formar una familia

Podemos entender a la familia como un “organismo familiar”, en donde es importante enfatizar las cualidades de “proceso viviente” inherente a cada familia, este concepto de organismo familiar sugiere que ésta tiene una historia natural de vida que le es propia, misma que inicia con un periodo de: Germinación, es decir una etapa de noviazgo, los futuros cónyuges se llegan a conocer y así establecen el conjunto de creencias, mitos, valores y reglas futuras que gobernarán su propia familia. A  este periodo le sigue la etapa de Surgimiento de lo que llegará a constituir la nueva familia nuclear, es decir, el establecimiento de la pareja como base de una nueva familia.

Durante esta etapa se consuma el matrimonio y se continúa con los procesos necesarios para definir la futura identidad de dicho grupo. Con la llegada de los hijos surge una etapa de crecimiento y desarrollo, en donde se busca que la familia desarrolle la capacidad de adaptarse al constante cambio requerido, a fin de que perdure el buen funcionamiento de la misma a medida que los hijos crecen e inician su propia independencia.

Por último los padres empiezan a quedarse solos, originando una declinación de lo que constituyo la antigua familia, para dar lugar a la creación de nuevos grupos familiares; pero es importante destacar, que aun cuando los organismos individuales mueran, la familia tiene la capacidad de renacer  con cada nueva generación que inicia.

Y así, amigos y amigas, el maravilloso y sobre todo amoroso proceso de formación de una familia.

¡Los abrazo y hasta pronto!.

Ángel Bautista

Previous post

Smoking para ellas

Next post

IDENTIDAD DE GÉNERO Y PREFERENCIA SEXUAL

The Author

Ángel Bautista

Ángel Bautista

¿Quién es Ángel Bautista?

Ángel es mexicano, licenciado en psicología, maestro en terapia cognitivo conductual y docente universitario. Hace 10 años que trabaja como psicólogo clínico.

Psicoterapeuta experto en terapia cognitiva y especialista en terapia
familiar sistémica.

Es apasionado y comprometido con su trabajo, siempre en busca del bienestar y el de las personas que le consultan. Además es amante de los animales y del buen comer. Partidario de la universalidad del amor en todas sus manifestaciones.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *